¿Cuál es la mejor edad para que niños y niñas comiencen a aprender inglés?

Seguramente has escuchado más de una vez que los niños y niñas aprenden mucho más rápido a hablar un nuevo idioma que los adultos. Es posible que incluso lo hayas experimentado porque, hoy en día, no es raro que lleguen a nuestro entorno familias de otros países, en las que es habitual ver cómo los más pequeños se lanzan en poco tiempo a hablar la nueva lengua, mientras que a sus padres les cuesta un poco más. ¿Por qué ocurre eso? ¿Cuál es la mejor edad para aprender una nueva lengua? Multitud de estudios confirman que empezar cuanto antes garantiza mejores resultados porque el proceso de aprendizaje de niños y niñas es distinto al de los adultos: es más natural, más intuitivo, y pueden aprovechar los mismos mecanismos que se activan en su cerebro para aprender su lengua materna.

Beneficios del aprendizaje del inglés en edades tempranas

02 (2)

Hace un par de años, un estudio del MIT, el Instituto Tecnológico de Massachusetts, concluyó que el dominio del inglés equivalente al de un hablante nativo solo se consigue cuando se empieza en edades tempranas, aunque es posible seguir aprendiendo una lengua con buenos resultados hasta los 18 años. Este es uno de los grandes beneficios de empezar con el inglés como lengua extranjera cuanto antes: permite que los más pequeños integren el nuevo idioma igual de bien que su lengua materna.

“Aprender un segundo idioma es más fácil en una etapa temprana. Este estudio proporciona la evidencia más convincente hasta la fecha de que hay un momento específico en la vida después del cual la capacidad de aprender la gramática de un nuevo idioma disminuye.” Mahesh Srinivasan, profesor asistente de psicología en la Universidad de California.

Cuando nacemos, estamos preparados para aprender cualquier idioma. Además, los niños y niñas tienen un montón de factores a favor del aprendizaje: tienen más tiempo, más motivación y menos vergüenza que los adultos a la hora de hablar un nuevo idioma. Como afirma un estudio de la Universidad de Essex, los más pequeños están a la vez aprendiendo su propia lengua materna y les resulta más fácil superar las limitaciones que suponen determinadas normas gramaticales o formas de pronunciación para los mayores.

Muchos expertos coinciden que no basta solo con empezar pronto, sino que hay que adaptar la enseñanza a las capacidades de cada edad y al proceso de aprendizaje de la lengua materna. Así lo apunta un estudio de la Universidad de Barcelona, que confirmó que los más pequeños aprenden más y mejor cuando el inglés se trabaja como lengua vehicular y no como asignatura independiente. Según este estudio, empezar antes no garantiza aprender más, si no se facilita a los más pequeños ese acceso constante al idioma para que puedan absorberlo. Además, la conexión emocional facilita mucho el aprendizaje de un idioma, algo que hemos comprobado durante años con nuestra metodología en los centros Kids&Us.

¿Por qué es importante que los niños y niñas aprendan inglés?

Importancia niños aprender inglés

Para un segundo y trata de responder a la pregunta anterior. Probablemente, la primera razón que te viene a la mente es garantizarles un futuro lleno de oportunidades. Si esto es lo que has pensado, debes saber que no eres el/la único/a. Hicimos una encuesta a las familias de niños y niñas inscritos en centros Kids&Us y más de 7.000 opinaron lo mismo: el inglés es innegociable porque se percibe como un medio para una vida más feliz y próspera. En este artículo del blog, te lo contamos en detalle y también te explicamos por qué es importante que los pequeños aprendan inglés.

  • Hablar inglés abre puertas: el inglés es la lengua habitual en muchos sectores económicos. En otros, se considera un factor a tener en cuenta a la hora de contratar a un/a trabajador/a porque garantiza que podrá atender a posibles clientes de todo el mundo y acceder a toda la información especializada disponible en internet exclusivamente en inglés.
  • Hablar inglés abre la mente: hablar inglés no es solo dominar el idioma y pronunciarlo bien. También es descubrir la cultura y las costumbres de los lugares donde se habla, algo que, sin duda, fomenta la empatía y la tolerancia porque permite entender el mundo desde múltiples puntos de vista. En Kids&Us nos lo tomamos muy en serio y por eso organizamos multitud de actividades distintas para ayudar a descubrir la riqueza de la cultura anglosajona.
  • Hablar inglés te conecta con el mundo: series de televisión, películas, canales de YouTube, videojuegos… la oferta de contenidos online en inglés es inmensa. Dominar este idioma permite acceder a todo esto en su versión original, sin esperas y sin interpretaciones. Más de 1.100 millones de personas hablan inglés en el mundo; así pues, hablarlo te conecta con todos ellos.


¿A qué edad deben empezar mis hijos e hijas en una academia de inglés?

Edad aprender inglés niños

A pesar de toda la evidencia que confirma los beneficios de empezar cuanto antes con el inglés, esta es otra duda frecuente para muchas familias. ¿Cuándo hay que apuntar a los hijos a una academia de inglés? Si son demasiado pequeños, ¿no van a hacerse un lío con su lengua materna? ¿Es posible que al final no hablen bien ningún idioma? Si se trata de indicar una edad, la Universidad de Washington publicó un estudio basado en escuelas de Madrid en el que concluyó que la mejor edad para empezar a aprender un segundo idioma es entre los siete meses y los tres años.

Ahora bien, para lograr todos los beneficios de empezar con el inglés cuanto antes, es importante elegir una buena academia, que respete los tiempos de aprendizaje en cada edad, pero también los intereses y valores de los pequeños, que considere el inglés como algo más que un idioma, que lo trabaje en clase, en casa y con actividades divertidas y distintas a lo largo de todo el año.

Desde Kids&Us hemos comprobado los beneficios de empezar el contacto con el idioma antes de los siete años. Es la base de nuestro método Natural English, que sigue el mismo proceso natural de adquisición de la lengua materna para que nuestros alumnos aprendan inglés. Este sistema pone al servicio del nuevo idioma toda la practicidad del cerebro durante los primeros años de vida.